Textos

Sufjan Stevens y su Illinoise

sufjan-stevens2

Sufjan Stevens es joven, aplicado, creyente y hasta cari-bonito. Es el yerno perfecto y muy probablemente, si no existiera la música en su vida, dedicaría sus días a formar una bonita familia y hacer el bien al prójimo. Sería de esperar que tuviera algún trabajo aburrido y con toda seguridad viviría cómodamente en su casa, ubicada en un muy sano suburbio a las afueras de Detroit.

Por suerte el arte pudo más y hoy Sufjan vive de hacer música tan espectacular como la que se escucha en Illinois, un disco que fue grabado en el 2005 y que contiene una belleza poderosa. Es un trabajo hecho de temas esencialmente folkies que se visten de majestuosidad con la ayuda de una banda que parece una orquesta. El piano, el banjo, la guitarra, el arpa, las voces, las cuerdas, los vientos y los arreglos más sutiles se suman y se multiplican. Es así como el sonido, que nace como guitarra y voz, se eleva a un nivel muy superior y logra contagiar toda su tristeza, su alegría y su euforia.

En Illinois todo está tan cuidado que uno escucha atentamente desde el primero hasta el último track, con juicio y en orden. Entonces todo tiene sentido y la historia de un estado, sus lugares y su gente, se narran de manera casi cinematográfica como una cadena ordenada de canciones que se suceden a la perfección. Cuando uno habla de espectacularidad en este disco no se está remitiendo a un concepto subjetivo producto de la emoción. Es un trabajo espectacular por la grandeza de los arreglos, por el cuidado de los detalles, por la forma de pensar cada sonido y su papel en cada canción, por la manera de pensar cada canción y su papel en el disco.


por:
Ago 5, 2009

Comentarios