Textos

El YouTube cover: el mercado del amateur

webcam

Un ukulele, una adolescente que está buenísima,  el hermano que pasa por detrás, un escritorio, amigos borrachos, una guitarra, una sartén, la cocina, un reloj horrible sobre la pared, una cama destendida, un perrito que ladra, libros apilados, ropa sucia en el suelo, el piano de la abuela, una lámpara, la puerta del baño entreabierta, un televisor prendido, un esqueleto que cuelga del techo, una vasija con frutas podridas.

Todo cabe en 640×385 pixeles y todo cabe en tres minutos cuarentaysiete segundos. Todo entra como si fuera el equipaje para llevar en un viaje largo (o corto) hacia la fama, el estrellato, la popularidad, la riqueza o vaya usted a saber qué cosa. De eso está lleno YouTube y usted dirá que no es nada nuevo. Dirá que todo el mundo aprende a tocar un instrumento practicando con la música que le gusta. Dirá que si a uno le gustan Los Beatles pues seguro aprenderá a tocar piano sacando “de oído” Let It Be.

Pues usted tiene toda la razón, pero esto se pone interesante cuando entran a intervenir otros actores al proceso. El personaje que le decía orgulloso a sus amigos “ya me pude sacar smoke in the water en flauta!” ahora puede grabarse y dejar eso como testimonio de que efectivamente lo logró. El dispositivo para tal registro casi siempre será una webcam o en su defecto una cámara casera, apoyada sobre una pila de objetos a manera de trípode. El encuadre puede quedar un poco “raro” pero al menos estará fijo, a falta de un camarógrafo con mal pulso. Ese encuadre que registra la cámara se transforma en una pintura posmoderna y animada donde entra el artista pero además entra el instrumento, la decoración mal lograda y el tio vago en chancletas, que pasa casualmente en segundo plano.

El video luego atraviesa un proceso de edición cuya complejidad varía según los recursos y habilidades disponibles en cada caso. Lo que se sabe es que, una vez listo, el producto terminado se sube y ya arriba explota. Entonces aquí es donde YouTube se pone interesante y demuestra su valor social basado en una comunidad gigante, capaz de volver famoso al más nerd del colegio, siempre que haya sido grabado haciendo algo medianamente memorable, que invite a la gente a darle clic al “play again”.

Esto es una muestra pequeña del gran universo que hay detrás de esa plantilla y ese logotipo rojo y feo. Los covers de YouTube abundan y abundan también las estrellas adolescentes “gestoras” de este género. Todos ellos se prestan para este show y todos lo hacen con diferentes objetivos. Algunos han logrado la fama, han grabado discos y han salido de gira. Otros, en cambio, nunca llegaron más allá de esa cocina que usaron como escenario. Como quiera que sea, a todos los queremos por igual.

On The Radio – Regina Spektor

El Scorcho – Weezer

Mr. Brightside – The Killers

D.A.N.C.E – Justice

All that she wants – Ace Of Base

Toxic – Britney Spears

Kids – MGMT

Teenage kicks – The undertones

Natural Blues – Moby

I kissed a girl – Katy Perry

(Sittin’ on) the Dock of the Bay – Otis Redding

Build Me Up, Buttercup – The Foundations

Si le gustó alguno de estos videos o si quiere compartirnos otro muy bueno que no vimos, ahí tiene la caja de comentarios para lo que se le ofrezca.

Etiquetas: , ,

por:
Ago 14, 2009

Comentarios