Textos

Javiera Mena: Esquemas Juveniles

javiera-mena

Javiera no es un nombre común y parece hecho a la fuerza, como el padre que quería tener un varoncito llamado Javier y al final recibe la sorpresa. Y se adapta: “Entonces que se llame Javiera, y no se hable más”. Aunque lo anterior no pasa de ser una conjetura, explicaría maravillosamente la forma en que Javiera, nacida mujer en el año 83 en Santiago de Chile, crece y termina siendo lo que es hoy. Una niña medio desadaptada que hace música pero no tiene ganas sonar igual al resto.

Y es que en Chile como en cualquier país suramericano, así como está la gente que suena en la radio y sale en programas de televisión, hay otro grupo de personas haciendo cosas diferentes con resultados decentes. Y es ahí donde Javiera resulta refugiándose, resguardada dentro del circuito del rock independiente de Santiago. Y aunque termina haciendo pop, lo hace como le suena mejor, bajo sus propias reglas. Es así que toma bases electrónicas y las intercala con melodías casi dulzonas que suenan perfectamente coherentes con lo aterciopelado de su voz. El piano y la guitarra no dejan de estar presentes pero lo que prevalece son los ritmos casi discotequeros al fondo.

La estética resultante no parece algo propio de nuestros tiempos sino, más bien, producto natural de haber pasado de la infancia a la adolescencia entre los años 80 y los 90. Las bases electrónicas resultan por momentos anacrónicas, casi burdas y lo romántico de las canciones y las letras se entiende de primera mano como una herencia clara de la balada ochentera. Esquemas Juveniles es, para bien o para mal, un disco que como su autora parece un bicho raro, un trabajo que hace ya tres años vió la luz y tuvo éxito en un país que lleva más de dos décadas escuchando a Miriam Hernández y siguiendo sagradamente el Festival de Viña por TV.


por:
Jul 28, 2009

Comentarios