Textos

Architecture in Helsinki. El caos organizado.

architecture-in-helsinki

Architecture in Helsinki es otro nombre salido de ningún lado, justificado por el simple hecho de que suena exótico. Por un lado parecería que los grupos se hartan de escuchar preguntas como “De dónde salió el nombre de la banda?”, pero por otro lado parece que hicieran todo el esfuerzo por propiciar esa curiosidad en el periodista promedio. Esto, como es de esperarse, es mucho más frecuente en los periodistas de Finlandia, país que visitaron por primera vez en el 2007, siete años después de la formación del grupo.

La música seguramente no tiene nada de Helsinki, aunque esto es algo que digo irresponsablemente, sin tener la menor pista de a qué sabe la música finlandesa. Todos los integrantes de la banda en cuestión son más australianos que Steve Irwin y cada uno, con sus influencias importadas de cualquier lado, contribuye a conformar una mezcla poderosa entre la cual uno se encuentra a veces rasgos sutiles de los B-52s, Talking Heads e incluso algo de los modernísimos Vampire Weekend.

Como casi toda la música moderna, esta es dificil de encajar en un género, así que en todos lados les dicen “avant-garde”. Los tres discos que andan por ahí suenan todos bien diferente y del indie medio experimental y vanguardista de los inicios ya no queda mucho. Ahora el sonido está embadurnado del new-wave más parrandero y alguna sorpresiva base electrónica. Eso es clarísimo sobretodo en That Beep, la canción que anda dando vueltas por ahí como adelanto a lo que sería el cuarto disco.

Architecture in Helsinki es una mezcla divertida y enérgica de muchas cosas diferentes y su mérito probablemente está en lograr que el desorden se sienta organizado. Sus discos suenan bien cualquier día de la semana pero son la banda sonora perfecta para un viernes por la tarde. Es la música oficial de dejar para el lunes lo que se iba a hacer hoy. Es la música de pensar mejor qué hay para hacer en la noche o el sábado en la tarde. Es la música de querer estar un rato en otro lado y tener al menos el poder imaginarlo.


por:
Jul 31, 2009

Comentarios