Textos

Fernando Álvarez y Alfredo Pérez – Fea (Pero te quiero)

fernando

Modernois, no lo neguemos, es por encima de todo un instrumento político de democratización de lo oculto, entendiendo por lo oculto eso que no es completamente evidente. Siendo así, es casi un despropósito que hoy venga yo con uno de esos hits YouTuberos a desplazar el post de mi querida Nanda sobre Scarlett Johanson (terrible disco, por cierto), pero ustedes saben cómo soy: Transgresión es mi segundo nombre. Sale Scarlett, por más buena que esté.

Lo primero que queda claro al saber que hablaremos de Fernando Álvarez y Alfredo Pérez es que son unos amateurs, pues de lo contrario –de llevar más de cinco minutos en esto de la música– ya hubieran adoptado nombres artísticos dignos que los diferenciaran algo de los personajes genéricos de una aburrida cartilla de higiene dental y ciertos manuales de aprendizaje del español impresos en los años cincuenta. Tenemos, por nuestro bien, que ignorar su condición de aficionados.

Lo segundo que queda claro, pero para entenderlo tendrán que abandonar esta prosa maravillosa que les obsequio a las dos de la mañana y volcarse sobre el reproductor al final del post, es que Fernando Álvarez y Alfredo Pérez, quienes quiera que sean, son dos tipos con sentido del humor, y eso es de apreciar, porque como le decía precisamente hoy a mi amigo Martín mientras caminabamos hacia un cineforo altermundista pavoroso, el mundo de la cultura está lleno de oligofrénicos incapaces de aceptar que la risa es un objetivo digno, que no todo necesita un sofisticado bagaje teórico para ser aprehendido, que burlarse por burlarse es legal.

En fin.

Fea (Pero te quiero) será probablemente el único éxito de Fernando Álvarez y Alfredo Pérez –aunque uno nunca sabe–, pero es más que suficiente para consagrarlos en ese hall importante de las canciones tontas que uno puede tararear por meses sin cansarse y reirse cada vez, como si fuera siempre la primera.

A ver cómo les baila esta versión de recital.


por:
May 22, 2008

Comentarios