Textos

Paulinho Moska – Sem dizer adeus

paulinho5lp

Armado de una cámara digital, Paulinho Moska toma fotos de si mismo desde los ángulos distorsionados que permiten los baños de los hoteles en los que se hospeda. Espejos, marquesinas, reflejos metálicos, destellos blancos y autoexposiciones casi caricaturéscas. Las imágenes son deformes, alargadas, generando figuras al estilo de los retratos de El Greco, un Greco traído a la vida moderna. Paulinho aprovecha su look de estrella de cine y su experiencia como actor para trabajar sobre sus gestos. Posteriormente, escribe un poema y una canción sobre cada una de estas fotos. Finalmente genera de esta rutina un concepto mas grande, un disco entero: en este caso Tudo novo de novo, su último trabajo. Y aunque podríamos esperar encontrarnos con un artísta hermético por sus tendencias conceptuales y sus constantes referencias filosóficas (alguien a quien, según sus propias palabras, un grupo de estudio de Gilles Deleuze le cambió la vida), no deja de sorprender que su musica sea tan sencilla, tan expresiva en el sentido mas tradicional de la palabra, de letras claras pero no por ello menos profundas, de guitarras acústicas y acompañamientos electrónicos que no recaen en excesos. Un cantautor melódico y reflexivo, como quedan muy pocos en Latinoamérica.

Moska es prácticamente un desconocido fuera de Brazil aunque lleva siete discos editados y una carrera paralela como actor. Es cantante, guitarrista y compositor (cantautor, como se le dice popularmente). Estudió teatro. Su padre fue dueño del “Pan de azucar”, club mítico de río de janero dónde vió pasar desde pequeño a artistas que van desde Egberto Gismonti a los Paralamas, pasando por Joao Gilberto o Caetano. Pasó del pop al grunge, del grunge a la música folclorica, del folclor a la electrónica, yendo y viniendo de todos los estilos por los que ha transitado. Hoy en día es un cantautor independiente, de una gran sensibilidad, una gran curiosidad musical e intelectual pero también de una humanidad que se deja entrever en su música y sus declaraciones.

No se si sea una mezcla entre el personaje y la música, que pese al bagaje cultural del artista sigue siendo sencilla y tranquilizante, lo que me une tan fuertemente a muchas de sus canciones. Aquí va Sem dizer adeus, un track de Mobile, su antepenúltimo trabajo. Va a hacer llorar a más de uno.

Un link a las fotos de Moska.

Natalia Lafourcade – Tiempo al Viento



por:
Jun 29, 2006

Comentarios